Para muchas personas el feminismo que es un movimiento considerado como de protección a las mujeres, en realidad no ha hecho mucho por ellas, sino que les ha hecho un dalo terrible, porque este movimiento ha hecho que la mujer deje su rol natural para enfrentarse a otros roles, y descuidar su más importante misión.

Y es que la mujer tiene una misión que el hombre no puede tener, y es la de concebir los hijos y dar a luz, un don sagrado, pero que muchas mujeres lo han dejado a un lado, porque sienten que la maternidad les limita.

Es importante para las mujeres estar seguras

Para las mujeres es muy importante sentirse seguras, y es que como muchos dicen que se trata del seco débil, entonces es importante mostrar que no le temen a nada, y por ello quizás muestran algunas una actitud un poco prepotente.

Lo cierto es que las mujeres hacen lo posible por estar protegidos en todo momento, en especial en sus casas, que son como un templo sagrado para ellas, por ello contratan los servicios de los cerrajeros profesionales, porque gracias a ellos pueden estar confiadas.

Y es que para las mujeres que de verdad buscan protección de sus bienes, no es importante tener muchos elementos de seguridad, sino que lo que realmente les importa es que estos sean evaluados por cerrajeros que les digan que todo con la seguridad de sus bienes funciona bien.

 Se trata de un gran engaño

La realidad es que hoy en día las mujeres pueden tener diferentes roles, y hoy, a diferencia de cuando el movimiento del feminismo tuvo su máximo auge, las mujeres no necesitan demostrar de lo que son capaces, simplemente hacen lo que tienen que hacer.

Pero ciertamente para las mujeres es muy difícil cumplir con todas esas obligaciones solas, y es que muchas tienen que criar a sus hijos sin la ayuda de un hombre, por lo que tienen que proveer de comida, casa y vestido, lo cual las obliga a trabajar para mantener su hogar,

Y en esa búsqueda del sustento de su familia, las mujeres abandonan a su hijos, los ven muy poco y no pueden estar la mayoría parte del tiempo con ellos, por lo que la crianza, que es un rol fundamental de la mujer, no está siendo tan importante para ella hoy en día, y muchos expertos afirman que muchas de los trastornos sociales que suceden hoy en día son producto de esto.

Están muy ocupadas

Debido a que en algún tiempo el movimiento feminista insistió en que las mujeres ocuparan más espacios importantes dentro de las direcciones de las empresas y también en los cargos públicos, entonces las mujeres están muy ocupadas, por lo que no tienen mucho tiempo para su familia.

Es un precio muy caro que ha tenido que pagar la mujer actual, ser madre, esposa, y además cumplir con el rol de profesional, pero afortunadamente las mujeres han demostrado que pueden hacer eso y más, pero lo más importante es que no pierdan de vista su naturaleza y no eviten el poder ser madres.